Juan Luis Pons Rubio

Juan Luis Pons Rubio

Doctor en Biología, Técnico y Dinamizador de Medio Ambiente

29 Jun 2022 | Universidad | 0 Comentarios

Marcos Roldán: Quienes hemos sobrevivido a la pandemia tenemos otra oportunidad para mejorar la forma como nos relacionamos entre sí y con la naturaleza.

Marcos Roldán: Quienes hemos sobrevivido a la pandemia tenemos otra oportunidad para mejorar la forma como nos relacionamos entre sí y con la naturaleza.

Profesor universitario en CIDES Centro para el Desarrollo Sustentable y en la Earth & Life University | Los Cabos, Baja California Sur, México

Recientemente, la plataforma Clifton Strenghts de Gallup, definió como preponderantes las siguientes fortalezas: Activador, Estratégico, Aprendedor, Coleccionador, Intelección.

Ello manifiesta una clara oportunidad en los temas «Pensamiento Estratégico» e «Influencia».

Que se puede expresar en una trayectoria de 27 años de experiencia en el sector educativo de nivel medio superior como docente, investigador y directivo en la DGECyTM (SEP), 2 años impartiendo asignaturas en la Universidad Autónoma de Baja California Sur campus Los Cabos y su desempeño como Analista de información desde 2013.

¿Cómo es la región Baja California Sur? ¿Podrías describirlo desde el punto de vista ambiental, social y económico?

La península de Baja California se localiza en el noroeste de México. Es un brazo largo, muy largo, que alcanza más de 1 500 km de norte a sur generando el término de las “Mil Millas de la Baja” que a su vez da nombre a una competencia de autos Off Road.

Integrado por dos entidades, Baja California (antes llamada Baja California Norte) y Baja California Sur (también llamada Sudcalifornia), suman una superficie de 143 790 km2.

Entonces, Baja California Sur – con una superficie de 73 677 km2, 1380 km de litoral y 13 islas mayores, es una entidad con fuerte influencia marina, tanto a nivel climático como económico social y cultural.
Su clima es cálido, semi desértico con una orografía de cerros, sierras y picos escarpados, así como valles arenosos – algunos de ellos con mezcla de limo lo que les confiere una alta fertilidad que se aprovecha al ofrecer zonas agrícolas aptas para la modalidad orgánica. También hay una región forestal de altura en la Sierra de la Laguna, al sur del estado.

En la zona litoral, además de sus islas son notables las lagunas costeras en forma de bahías con zonas de manglar, sitios de gran importancia para la crianza y alimentación de importantes recursos pesqueros (peces, camarones, cangrejos y almejas), turísticos (ballenas, delfines y lobos marinos; o aves costeras y migratorias), sin dejar de lado la importancia ecológica de tales regiones, y la existencia de sitios de importancia para el turismo de naturaleza y aventura que atrae numerosos visitantes nacionales y extranjeros.

Políticamente esta dividido en 5 municipios (alcaldías) de vocación económica muy arraigada, pero susceptibles de transformarse en algo más sostenible.

Las comunidades con mayor población están en el sur (La Paz y Los Cabos) sumando el 80.5 % de los casi 800 mil habitantes según datos del Censo de Población y Vivienda 2020 de INEGI. De ambas, Los Cabos es el municipio con la población más numerosa llegando a 351 111 para el mismo periodo.

Tal variación en habitantes por municipio obedece a que el estado es un imán para aquellas personas que buscan empleo, en cualquier sector económico, siendo Los Cabos el que ofrece mayores oportunidades desde 1970 c0n el desarrollo del proyecto de FONATUR, la construcción de la Marina, aeropuerto, la carretera de cuatro carriles y la infraestructura hotelera.

Tal crecimiento demográfico ha generado, proporcionalmente, hacinamiento, salarios bajos y precariedad laboral, agotamiento de recursos como agua y tierra para uso habitacional, además de violencia, y altos índices de consumo de estupefacientes y alcohol.

Otro dato importante, el último que me permito enunciar, es que al estar en la zona tropical, son frecuentes las tormentas tropicales y huracanes, desde finales de julio hasta octubre, determinando la temporada de lluvias y el fin de la “Temporada baja” para las empresas que viven del turismo de manera directa o indirecta.

¿Qué es para Marcos Roldán la sostenibilidad?

Más que una definición, una tendencia o una moda, debe considerarse – ya ni siquiera como una manera alternativa de pensar, sentir y hacer – una forma imperativa de planear, gestionar y actuar ante la realidad que a cada momento nos golpea con las consecuencias de aplicar este modelo de economía lineal.

La Sostenibilidad debe apelar a la creatividad, el respeto, la empatía y la colaboración para lograr el bien común, y detener primero el deterioro, y luego revertirlo.

Y en este sentido, los Objetivos del Desarrollo Sustentable y la Agenda 2030 son la guía básica para diseñar la hoja de ruta, alineando con herramientas de Economía Circular, Naranja y Verde, y cualquier experiencia local o conocimiento comunitario o ancestral que ayude a enfrentar de manera más efectiva la situación actual.

¿Podrías citarnos algunas líneas de trabajo de alineamiento de proyectos turísticos de Baja California Sur con los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Más que proyectos en operación o iniciativas, quiero mencionar las áreas de oportunidad para desarrollar oferta de Turismo Sostenible, basado en tres segmentos: Cultura, Comunidad y Naturaleza.

Cultural

• La Ruta de las Misiones y los Oasis como precursores sociales y económicos.
• La identidad sociocultural de regiones tradicionales e históricas como Santa Rosalía, La Paz, San Antonio y el Triunfo; y de las que surgieron en el siglo XX como resultado de la actividad económica: Guerrero Negro (Pesca y minería: sal), el Valle de Santo Domingo (agricultura), y Los Cabos (Turismo y construcción).
• Las pinturas rupestres y petroglifos en las zonas serranas de todos los municipios.
• Eventos históricos asociados a la piratería, historia marítima y comercial, Revolución Mexicana, y época moderna.

Comunidad

• Analizar y difundir la cultura del “Rancho Sudcaliforniano” y los medios de subsistencia y organización comunitaria asociada.
• Las oportunidades de realizar turismo comunitario asociado a los cultivos orgánicos y elaboración tradicional de conservas a partir de productos regionales.

Naturaleza

• Recorridos de bajo impacto, con senderos interpretativos bien delimitados y en coordinación con las comunidades receptoras en Áreas Naturales Protegidas como Reservas de la Biósfera, zonas de amortiguamiento o Parques Marinos, en cualquier punto del territorio sudcaliforniano.

En bajo california Sur, a cualquier lugar que mires, encontrarás la belleza agreste de la unión mar con desierto.

¿Qué es el turismo del buen vivir?

El Buen vivir es un movimiento de origen latinoamericano que “… recoge una visión del mundo centrada en el ser humano, (pero) como parte de un entorno natural y social”.

Considerando que el Buen Vivir supone tiempo libre para el ocio, esparcimiento y contemplación como Derecho Humano, pero también como necesidad, entonces un “Turismo del Buen Vivir” debe ser aquella práctica que realiza una persona o un grupo de ellas, hacia o en una región o comunidad con el propósito principal de disfrute y experiencia de los atractivos y recursos que la comunidad – región receptora le pueda proporcionar.

Un momento posterior, tan deseable como necesario, será la integración del visitante en la vida de la comunidad, participando de sus actividades, económicas, sociales y culturales.

Es esta, a final de cuentas, una oportunidad para que dos personas se conozcan y compartan. Por tanto, mucho del turismo actual sería replanteado, modificado o eliminado para el beneficio de la comunidad – región receptora.

Lo anterior no debe tomarse como una premisa a corto plazo, aunque es deseable que se comience a diseñar, planear, operar, legislar y actuar de inmediato. Obviamente, bajo un marco de aceptación y gestión voluntaria.

¿En qué medida crees que el turismo sostenible fomenta la valoración del patrimonio cultural, material e inmaterial?

El modelo turístico actual tiene tres prerrogativas fundamentales:

1, Climático (de zonas templadas a tropicales, aunque también exista en sentido inverso pero a menor escala);

2, Regionalización (una marcada occidentalización de modo de viajar y los destinos, aun cuando estén en Oriente se ven con ojos de occidental);

3, Histórico (un patrón surgido entre 1945 y 1955, al finalizar la Segunda Guerra Mundial y ante la creación de una clase media estadounidense, excedentes de recursos como metales y combustible, y la fortaleza del Dólar, además de aparecer como los vencedores de la Gran Guerra).

Un Turismo Sostenible es más humano y menos mercantil, lo cual supone mayor respeto a la cultura de las comunidades.

Durante muchos años se crearon mitos y escenarios comerciales de lo que se creía iba a atraer y satisfacer al visitante, creando con esto un elemento de competitividad, al principio de influencia para después ser considerado como tendencia y luego como requisito.

Los turistas sensibilizados y comprometidos con el medio ambiente, ¿qué tipo de recursos, productos o servicios turísticos busca en Baja California Sur?

Su interés es el paisaje, la cultura y la comunidad.

Lo primero que debe existir es infraestructura para el arribo y traslado, servicios de alojamiento y alimentos y bebidas adecuados y construidos con material de la región o en armonía con el entorno.

También productos turísticos de bajo impacto, acompañamiento tanto como guía y anfitrión.

En este sentido, los elementos de un esquema helicoidal con cinco aspas (Gobierno, empresa, academia, sociedad organizada y comunidades), deben dirigir y coordinar esfuerzos para la gestión de la infraestructura, vigilancia y seguridad en todo el sitio y trayecto, lograr fondos para el financiamiento de las iniciativas, transformaciones y reacondicionamiento requerido; así como diseñar instrumentos de política pública para la capacitación, gestión de recurso y continuidad de los proyectos, más allá de los trienios y sesiones que ejerza la administración pública.

Estamos siendo espectadores a nivel global que la actual crisis sanitaria va acompañada de una crisis económica, ¿qué recetas puedes recomendar desde el prisma universitario a las administraciones públicas y a las empresas para hacer frente a esta situación?

Somos generaciones que han vivido casi sin cataclismos globales. Si, hemos pasado y sobrevivido crisis económicas y sociales, desastres naturales, y la evolución propia de la sociedad, pero a nivel local o regional.

Por otra parte, cada vez dependemos más de la tecnología y de los esquemas de producción masiva. Las cadenas productivas entrelazan eslabones anónimos y transnacionales, dejando en bolsillos ajenos y distantes las utilidades de la actividad comercial.

De igual forma, los modelos educativos desde nivel básico hasta superior atrofian, quiero creer que, de manera involuntaria, la capacidad de observar, indagar, discutir y pensar. Nos hemos enfrascado en una lucha meritocrática donde se cuantifica el grado y la producción académica, mas no el impacto en el entorno, sensu lato.

La contingencia sanitaria generada a partir del Covid 19, por ejemplo, forzó a modificar los esquemas laborales y educativos, acelerando la creación o mejora de herramientas tecnológicas, y obligando a docentes y estudiantes a actualizarse y capacitarse, dejando en evidencia las carencias del sistema educativo.

La pandemia nos hizo sentir cuan vulnerables y débiles podemos ser como individuos.

La revolución educativa actual es tecnológica, por supuesto, pero también debe ser humanista sobre una plataforma de conocimiento y respeto a la naturaleza.

Y esto aplica a la enseñanza y formación profesional para cualquier sector de la economía nacional.

La cuarentena nos hizo apreciar la libertad, la movilidad y la convivencia.

La Pandemia, a valorar la salud, el empleo, a nuestros familiares, vecinos, amigos y colegas. Quienes hemos sobrevivido tenemos, pues, otra oportunidad para mejorar la forma como nos relacionamos entre sí y con la naturaleza. Y si sabemos aprender lecciones, esta vez no haremos las cosas como hasta ayer.

 

Entrevistas relacionadas

Entrevistas relacionadas

Manuel Rivera Mateos: El SITCOR es un centro que persigue la transferencia de conocimiento, la investigación aplicada y la dinamización empresarial en relación con el sector turístico.

Manuel Rivera Mateos: El SITCOR es un centro que persigue la transferencia de conocimiento, la investigación aplicada y la dinamización empresarial en relación con el sector turístico.

Licenciado y Doctor en Geografía e Historia por la Universidad de Córdoba, Experto en Desarrollo Local por el Instituto para la Promoción y Apoyo al...

Karla Galván Villaseñor: Me considero una slowmad, una nómada digital que viaja lento, ya que combino el trabajo remoto con un estilo de viaje más relajado.

Karla Galván Villaseñor: Me considero una slowmad, una nómada digital que viaja lento, ya que combino el trabajo remoto con un estilo de viaje más relajado.

Cuenta con más de 13 años de experiencia en empresas de hospedaje en diferentes segmentos del sector de lujo en México, Estados Unidos y China. Durante...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Privacidad

Información Básica sobre Protección de Datos:
· Responsable: Juan Luis Pons Rubio
· Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto.
· Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
· Información adicional: En https://www.hivetourism.com/politica-privacidad/ de hivetourism.com, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Pin It on Pinterest

Share This